Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 17 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Alexander Vórtice
Seijo - España
Escribo desde que tengo uso de razón -no miento, ya que la razón la descubré no hace muchos años. Escribir es mi ansiolítico, mi bálsamo salvaje, mi niebla de paz y amor... Necesito compartir estos sentimientos que abordan mi mente y mi cuerpo, hasta el punto en que, a veces, me desgarran el corazón.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Enero 2011
EVOLUCIÓN
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Entrá a Radio La Quebrada

Últimos comentarios de este Blog

31/03/10 | 12:03: Marilen Zweifel dice:
Bienvenido a este espacio de letras y amigos en el que nos leemos, comentamos respetuosamente y nos ayudamos a crecer en nuestras amadas letras. Me encanta tu estilo y los temas sobre los que has escrito. Bueno amigo, te seguiré leyendo y te invito a leerme y comentar en SAHUMERIO DE VAINILLA.
28/03/10 | 02:13: Malena(mails que jamas seran leídos ) dice:
ALEXANDER:BIENVENIDO !!!a esta casa de ESCRIBIRTE.He leído toda tu producción ,por demás interesante .Espero te sientas a gusto,y te invito a pasar mi blog y los de mis compañeros ,me interesa la opinión de todos, mas la mirada de alguien de otras tierras . SALUDOS MALE.-
Vínculos
Bitácora de lluvia Bitácora de lluvia


Novela en la que circula un personaje de novela (el "vendedor de historias" de Tabucchi), en la q... Ampliar

Comprar$ 30.00

ESCRIBO POR EXISTIR


PALABRAS DESORDENADAS DE UN ESCRITOR (Alexander Vórtice) CON POCAS ASPIRACIONES (SIN MÁS NI MÁS)


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

FALTA LUZ



FALTA LUZ

Lamentablemente desde hace ya unos cuantos días me voy encontrando con gente que me asegura que lo que se está acercado paulatinamente no tendrá nada que ver con las Navidades pasadas; un halo de pesimismo –parece ser- ha inundado a la amplia mayoría de personas que me rodean. Y no les culpo: La crisis, la política corrupta de bolsillo fácil, la poesía de todo a cien que nos venden los falsos poetas que también quieren ser profetas, el cambio climático que sube y baja y continúa con su ardua tarea de ir desmembrando los Polos… Normal que la gente esté consiguiendo sentir un punto negro en el cual no se avistan soluciones a los más simples problemas del día a día, normal que el espíritu navideño haya sido lapidado por sabe Dios cuántas cosas y cuántas personas sin moral ni escrúpulos. A mí también me parece que falta luz, quiero decir, hay algo en el ambiente que no me deja respirar, una especie de nube negra, casi satánica, que nos envuelve desde la cabeza a los pies, y hace que nuestra grandeza se vaya por el desagüe. Falta luz, hecho en falta más niños sonrientes, que al final son los que más se complacen de la Navidad; falta un hálito de ilusión, de fuerza, de caridad que tal vez esté en nuestras manos y no podamos o no queramos ver. Caminamos por las calles como autómatas, sin rechistar bajamos la mirada ante las injusticias, pedimos los necesario, y nos dan de todo menos lo necesario. Tal vez sea esta apatía la que haga que la Navidad que se aproxima no sea tal, sino una mezcla entre juguetes caros, caída de hombros y símbolos paganos a doquier, no vaya a ser que se enfaden los que desean celebrar la Navidad sin tener en cuenta que se celebra el nacimiento de Cristo. No se puede culpar a los que ya no ven donde hay, repito: La nube negra que nos circunda es tan áspera e intensa que descalabra la esencia de la gran mayoría de mortales. Joan Winmill Brown dijo: “¡La Navidad! La propia palabra llena nuestros corazones de alegría. No importa cuánto temamos las prisas, las listas de regalos navideños y las felicitaciones que nos queden por hacer. Cuando llegue el día de Navidad, nos viene el mismo calor que sentíamos cuando éramos niños, el mismo calor que envuelve nuestro corazón y nuestro hogar”. Quizás sea eso: Deberíamos volver a ser niños, dejar de lado la majadera adultez que llena de barro todo lo que toca; tendríamos que volver al inicio, lejos de las prisas que no llevan a ninguna parte, a no ser a la tumba, y ver con ojos de crío todo lo que nos rodea, observar con espíritu de inocencia la esperanza que sí se encuentra entre nosotros. Porque el que posee la virtud de volver a su infancia, también posee la virtud de colocar luz allí donde no hay más que tinieblas.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
28/03/10 | 02:13: Malena(mails que jamas seran leídos ) dice:
ALEXANDER:BIENVENIDO !!!a esta casa de ESCRIBIRTE.He leído toda tu producción ,por demás interesante .Espero te sientas a gusto,y te invito a pasar mi blog y los de mis compañeros ,me interesa la opinión de todos, mas la mirada de alguien de otras tierras . SALUDOS MALE.-
malena271@hotmail.com
 
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS