Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Jueves 17 de octubre de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Alexander Vórtice
Seijo - España
Escribo desde que tengo uso de razón -no miento, ya que la razón la descubré no hace muchos años. Escribir es mi ansiolítico, mi bálsamo salvaje, mi niebla de paz y amor... Necesito compartir estos sentimientos que abordan mi mente y mi cuerpo, hasta el punto en que, a veces, me desgarran el corazón.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Enero 2011
EVOLUCIÓN
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

31/03/10 | 12:03: Marilen Zweifel dice:
Bienvenido a este espacio de letras y amigos en el que nos leemos, comentamos respetuosamente y nos ayudamos a crecer en nuestras amadas letras. Me encanta tu estilo y los temas sobre los que has escrito. Bueno amigo, te seguiré leyendo y te invito a leerme y comentar en SAHUMERIO DE VAINILLA.
28/03/10 | 02:13: Malena(mails que jamas seran leídos ) dice:
ALEXANDER:BIENVENIDO !!!a esta casa de ESCRIBIRTE.He leído toda tu producción ,por demás interesante .Espero te sientas a gusto,y te invito a pasar mi blog y los de mis compañeros ,me interesa la opinión de todos, mas la mirada de alguien de otras tierras . SALUDOS MALE.-
Vínculos
Trilogía Trilogía


Novela psicológica que muestra con dureza la violencia familiar.
Traza con impecable ... Ampliar

Comprar$ 42.00

Entrá a Radio La Quebrada

ESCRIBO POR EXISTIR


PALABRAS DESORDENADAS DE UN ESCRITOR (Alexander Vórtice) CON POCAS ASPIRACIONES (SIN MÁS NI MÁS)


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

RÚBRICA DE CONSEJOS



Cuando una sociedad se ve tan “irritada” como la sociedad en la que vivimos, quiere decir que el “esqueleto” de la misma está dolido, cuarteado, mortificado y desahuciado. La irritación no es la salida a los problemas sociales; el echar la culpa por doquier a los demás, la desconfianza hacia todos, no es la vía de salida para la situación que estamos padeciendo. También tendríamos que ser algo autocríticos con nosotros mismos, pensar en qué nos hemos comportado como ególatras para que el ambiente presente sea como es. Hay temas pendientes en la educación de Occidente, como el de la sinceridad: Todos afirmamos a viva voz el anhelo de que los que nos rodean sean sinceros con nosotros, cuando, en realidad evidenciada, no es más que una apariencia tal afirmación: Realmente deseamos escuchar lo que nos conviene, que nos laman la oreja con agasajos verbales, seguramente casi todos ellos fruto de la farsa y la conveniencia, aunque da igual, porque el escucharlos hace que durmamos tan plácidamente como un cerdo mugriento y bien henchido poco antes del San Martín. Es la gran tara del ser humano: “El quiero, quiero… pero, por favor, no me lo des”. Somos seres que van caminando hacia una involución sin precedentes. Hay, incluso, una serie de pensadores que creen que el uso de la mentira pertenece a la evolución de la persona; yo no les quitaría la razón si añadiesen que la mentira es escudo, coraza, miedo, trampa y guadaña para sobrevivir en una sociedad perversa y llena de pantomimas, o si me indicasen que sirve también para conseguir lo que ambicionamos de manera incivilizada. Es lo que gritaba aquel estoico hace 2000 años: “¡Raza de víboras!”… Raza de seres que se auto aniquilan, que matan por el gusto de matar, que roban por el gusto de robar, que mienten por cobardía… ¿Por qué se sorprenden ustedes de la crisis moral y económica? ¿Acaso no somos todos cómplices de los acontecimientos presentes directa o indirectamente?  La respuesta: “No, padre; eso no va conmigo. En esta vida el que no corre vuela, y yo quiero volar”. Así pues, no pidamos o exijamos lo que no estamos dando: El tema es cíclico, y las generaciones venideras tendrán que dejar de vivir en la piara para encarar hechos y problemas desconocidos por la pandilla de imbéciles que van por la vida escupiendo a los más débiles, hipócritamente escupiendo al cielo, y después de escupir, aún aseguran (tiene guasa) que la vida (la suya, no la de la mayoría) les va de mal en peor. Repito: “¡Raza de víboras!”; y añado: El que tenga coraje para batallar por el bienestar de la ciudadanía, por los más desfavorecidos, que lo haga ya. No vale que me pidan sinceridad, piedad y caridad, cuando un amplísimo sector de la sociedad me ofrece ingratitud, falsedad y narcisismo hilarante.

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS